Secarse las manos: ¿cuándo es más apto tener un secador de manos eléctrico en su empresa?

Visto desde un punto de vista práctico e higiénico, es mucho mejor poder secarse bien las manos después de lavarlas. Se puede hacer de dos maneras: mediante un secadores de manos eléctrico o utilizando papel. Pero ahora mismo, ¿cuál es la opción más atractiva para su empresa?

Dispensador de papel

¿Tiene una empresa pequeña? Entonces lo más probable es que la implementación de un secador de manos eléctrico relativamente caro no sea una opción atractiva. Lo más probable es que elija secarse las manos mediante el uso de papel. Una buena opción en la que, naturalmente, es importante que sus empleados hagan uso de ella de manera disciplinada. Haga conscientes a sus empleados de que tiren el papel usado en las papeleras y evita que haya papel tirado en el suelo. Después de todo, esto puede formar una fuente bacteriológica.
Obviamente, siempre tiene que haber papel disponible en almacén y los dispensadores tienen que llenarse a tiempo para que los empleados no se los encuentren vacíos al querer secarse las manos.

Secador de manos eléctrico

Un secador de manos eléctrico es una elección perfecta si se utiliza frecuentemente cada día. El Dyson Airblade es un secador de manos rápido e higiénico que elimina el agua de las manos en 10 segundo soplando con aire purificado. El secado sin contacto reduce el riesgo de contaminación y el filtro HEPA H12 elimina prácticamente todas las bacterias. El Dyson Airblade consume muy poca electricidad y no genera gastos de mantenimiento y de utilización tras su implementación (salvo de su consumo limitado de energía).
Una alternativa al Dyson Airblade es el Dyson Airblade Tap, un secador de manos eléctrico integrado al lavabo que, tras lavarse uno las manos, produce una fuerte corriente de aire que seca las manos encima del lavabo.

Plazo de recuperación de la inversión

Si quiere averiguar si un Dyson es una inversión atractiva para usted, tiene que calcular el plazo de recuperación de dicha inversión. Es decir, comparar su inversión en un Dyson con una en uno o más dispensadores de papel y papeleras. Elpress la calculará para usted cuando haya llegado al llamado punto de equilibrio. Un ejemplo:

En la compuerta higiénica de una empresa tienen que poder pasar 15 personas en 3 minutos. Estas personas la utilizan como mínimo 5 veces al día; o sea, por lo menos 75 veces al día. Para conseguir este tráfico, se necesitan dos dispensadores de papel. Si en cambio la empresa decide colocar un Dyson Airblade, se ahorra 1.065,00 € al año.

Más información

¿Quiere más información sobre las compuertas higiénicas para la industria alimentaria y las posibilidades correspondientes? Entonces no dude en contactar con nosotros. Estaremos encantados de ayudarle.

Más información

‹ Volver al resumen