Tipos de contaminantes

¿Cómo acabar con la suciedad en un solo lavado? Nuestra filosofía de lavado está formada por una combinación de temperatura, tiempo, productos químicos y fuerza mecánica. Al utilizar estos cuatro elementos de la manera adecuada, permitimos que los usuarios de nuestros sistemas de limpieza industrial consigan el resultado de lavado deseado.

Leer másSolicitar información

Proteínas

Eliminación óptima a temperaturas bajas (aprox. 30-40 °C). A temperaturas altas, las proteínas comienzan a coagularse.

Restos de sangre

El mejor tratamiento es utilizar una temperatura baja (aprox. 30-40 °C) y fuerza mecánica en combinación con los productos químicos adecuados.

Grasas

El mejor tratamiento es utilizar una temperatura alta (aprox. 50-65 °C) y fuerza mecánica en combinación con los productos químicos adecuados.

Restos de etiquetas y pegamento

El mejor tratamiento es utilizar una temperatura alta y una gran fuerza mecánica. En estos casos, nuestro módulo especial de eliminación de etiquetas ofrece una solución. El sistema de microfiltrado filtra el agua de lavado y mantiene bajo los costes de mantenimiento.

Suciedad reseca

La suciedad reseca precisa de un tratamiento más específico. Este tipo de suciedad es característica de productos que, por ejemplo, llevan mucho tiempo en el congelador o al sol. Un tratamiento eficaz es un grado adecuado de pretratamiento (tiempo) y la utilización adecuada de fuerza mecánica y productos químicos.